martes, 28 de junio de 2022 09:26h.

AUTOMOVILISMO

III Clásica Villa de Comares “Balcón de la Axarquía”

La cita organizada por el Ayuntamiento y la Asociación Escudería Doble 30 está prevista para el sábado 26 de febrero. Ya cuenta con más de 60 vehículos inscritos, todos con más de 25 años de antigüedad.
Presentación III Clásica de Comares
Presentación III Clásica de Comares

El vocal de Turismo, Juan Peñas, el teniente alcalde de Comares, Manuel Robles; el concejal de Deportes, José Manuel Rey y el organizador, Manuel Melendo, han presentado esta mañana la “III Clásica Villa de Comares” que tendrá lugar el sábado 26 de febrero. El plazo de inscripción está abierto y ya se han registrado más de 60 vehículos históricos. Quedará cerrando una semana antes de la prueba.

“El Ayuntamiento y la Asociación Escudería Doble 30 vuelve a traernos esta carrera que a tantas personas atrae desde diversos puntos de Andalucía. Sin duda los coches clásicos son dignos de admirar por la nostalgia que imprimen y porque sin duda, hay modelos, que son dignos de contemplar”, ha manifestado el vocal de Turismo agradeciendo a ambos “la organización de este evento que ofrece una alternativa de ocio en la Axarquía y que además contribuye a su promoción turística”.

En este sentido Peñas, ha enfatizado “sobre la importancia de estos eventos que tienen repercusión en otras provincias andaluzas o en comunidades autónomas como  Madrid o Extremadura según nos ha confirmado los organizadores”. “Es una forma de que los pilotos conozcan nuestra comarca, y también sus familias o amigos que vienen a acompañarlos. Un fin de semana que a medio plazo nos permite que se recomiende el destino a través del boca a boca”, ha apuntado. “Pero es que a corto plazo, es decir, durante estos días, sirve para cubrir las pernoctaciones y llenar los bares y restaurantes de la zona”, ha agregado.

Robles ha recordad que “no se trata de un rally” sino de “una carrera deportiva no competitiva en la que se tiene en cuenta la precisión y en la que se pone en valor nuestras carreteras y paisajes”. “Es por eso que para nosotros es tan ilusionante y siempre tiene tanto éxito de participación. Merece la pena subir a Comares y disfrutar de la belleza de estos coches, del patrimonio y de la gastronomía de Comares así como de las vistas que ofrece de la Axarquía”, ha agregado.

Por su parte, Manuel Melendo, ha sido el encargado de explicar las características de esta prueba que es puntuable para la Challenge de Regularidad Histórica de Andalucía 2022.

“Dicho evento está reservado a vehículos con más de 25 años de antigüedad y a desarrollar en carreteras abiertas al tráfico y con velocidades medias no superiores a 50 kilómetros hora, respetando las normas de circulación, se esperan que como en años anteriores se llegue al número máximo de inscripciones fijadas en 60”, ha indicado.

El organizador ha detallado que la clásica Villa de Comares se compone de cerca de 200 kilólmetros de recorrido por la comarca malagueña de la Axarquia. El inicio de la prueba se prevé sobre las 10:30 de la mañana, llegando al final de la primera sección sobre las 14 horas para almorzar y retomar una segunda sección sobre las 16:30. A la finalización habrá entrega de trofeos en el Mirador “Balcón de la Axarquia”. Los organizadores han garantizado las medidas higiénico sanitarias recomendadas frente al Covid – 19.

“Podremos disfrutar de vehículos clásicos populares de más de 50 años como los Mini Cooper, Seat 600, deportivos como Porsche 924 y 944, Alfa Romero, todos ellos ya escasos en nuestras carreteras y verdaderas joyas”, ha avanzado Melendo.

“Un Evento de Regularidad, no es una prueba deportiva, es un evento turístico donde queremos que los amantes de los vehículos clásicos disfruten de los pueblos y carreteras de la comarca y por supuesto que los espectadores disfruten de la belleza de estos vehículos”, ha matizado.

Los participantes tienen que respetar todas las normas de tráfico, el recorrido es secreto para ellos hasta el día de la prueba, “por lo que uno de los alicientes es no perderse”. La organización les indica la velocidad media a la que tienen que ir y por medio de un gps se les va controlando las horas de paso por ciertos puntos, si se va más rápido o más lento se penaliza un punto por segundo de diferencia, el que tenga menos puntos gana.