Buscar
05:11h. sábado, 04 de diciembre de 2021

ACCESIBILIDAD

Personas con discapacidad disfrutan del mar gracias a los baños asistidos en Torrox

Esta temporada, el Ayuntamiento ha realizado una gran inversión para la compra de material para estos baños, que han aumentado un 40% con respecto al año anterior.

Baños adaptados Torrox
Baños adaptados Torrox
Un verano más, el Ayuntamiento de Torrox, a través de la Concejalía de Protección Civil, ha puesto en marcha la temporada de baños asistidos para personas con discapacidad. El alcalde Óscar Medina ha puesto en valor el esfuerzo y dedicación que le ponen los voluntarios de Protección Civil de Torrox: “Una de las cosas más bonitas que hacen es bañar a esas personas que por su discapacidad no pueden hacerlo”.

En la rueda de prensa celebrada en la playa de La Carraca en El Morche, Medina ha estado acompañado por Verónica Muñoz, concejala de Playas, y Miguel Ángel Caracuel, presidente de la Asociación de Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, grupo que lleva 40 años asistiendo a personas con discapacidad en Córdoba y que han organizado por tercer año unas vacaciones en Torrox.

Como ha explicado la concejala Verónica Muñoz, este año se ha hecho una importante inversión para poder realizar unos baños asistidos más cómodos y seguros a las personas con movilidad reducida. Se han adquirido sillas anfibias, tumbonas, andadores, flotadores y cuerdas. “La concejalía de Playas, junto a la Concejalía de Protección Civil, vamos a seguir mejorando este servicio porque queremos que nuestras playas sean aún más accesibles de lo que ya son”, ha declarado Muñoz.

La temporada de baños asistidos finaliza el próximo miércoles 15 y haciendo balance, la concejala ha afirmado que el año pasado se triplicaron y esta temporada han aumentado un 40% respecto al año pasado, realizándose en total más de 400 baños asistidos. Por ello, asegura, habrá que aumentar el número de voluntarios, que actualmente son seis.

Miguel Ángel Caracuel, presidente de la Asociación de Hermanos Franciscanos de la Cruz Blanca, ha destacado la calidad humana de estos voluntarios. Este es el tercer año que un grupo de 30 personas con distinto grado de discapacidad pertenecientes a esta asociación vienen al municipio de Torrox a pasar unos días de vacaciones. “El cariño que le ponen eso sí que no tiene precio. Hacen que nuestros niños se sientan como gente normal”, ha declarado Caracuel que ha dado las gracias por su labor al Ayuntamiento de Torrox, a la Concejalía de Playas y a Protección Civil.