sábado, 15 de junio de 2024 17:14h.

Málaga se convierte en la primera ciudad española destino de nómadas digitales certificada

Los expertos de Aenor, cuya labor de análisis se prolongó durante un año, elaboraron un análisis previo del ecosistema tecnológico, un informe de auditoría y un plan de acciones correctivas. La certificación se revisará anualmente

Málaga es desde este lunes, y tras un año de evaluación y auditorías, la primera ciudad del país en recibir la certificación de destino para nómadas digitales realizada por Aenor. Un reconocimiento a la "estrategia sólida" de la capital malagueña por "atraer y retener" talento y emprendimiento a través de sus múltiples "atributos de valor".

El CEO de la firma de servicios profesionales y gestión del conocimiento, Rafael García Meiro, realizó un repaso por las compañías tecnológicas que han decidido instalarse en esta ciudad —Google, Vodafone, Accenture...— para destacar sus potencialidades como polo digital. Y apuntó que cuenta con aspectos como una interesante oferta cultural y un sentimiento de acogida que valoran mucho los "nómadas individuales". Son algunas de las características que se incluyen en el modelo elaborado para estudiar la certificación de calidad y que cuenta con seis puntos: condiciones de trabajo —fiscalidad, visas, espacios de coworking o coliving...—, comunicaciones electrónicas —telecomunicaciones, información web y redes sociales—, alojamiento y restauración, entorno urbano y natural —seguridad, sanidad, movilidad...—, calidad de vida y ocio —actividades culturales, inclusión, amabilidad, tolerancia...— y servicios adicionales —colegios y guarderías, asesoramiento especializado para nómadas o economía compartida—.

El director de Soluciones de Digitalización y Tecnología de Aenor, Boris Delgado, afirmó que se ha aplicado un método de evaluación riguroso, que ha incluido un análisis previo del ecosistema tecnológico, un informe de auditoría y un plan de acciones correctivas.

El estudio del destino se ha prolongado a lo largo de un año y anualmente se realizarán seguimientos para determinar si sigue manteniendo los "atributos de valor" para conservar la certificación. García Meiro incidió en que uno de los aspectos en los que hay que mantener la guardia es el cibercrimen. "Que este ecosistema digital no sea atacable es un elemento clave" para seducir a los nómadas digitales y para ello ayudan las recientes inauguraciones del Centro de Ciberseguridad de Andalucía y el Centro de Ciberseguridad de Google. "Esto no se construye en un año, no es una casualidad", manifestó el CEO, que alabó el "concepto colaboración público-privada" que desde hace años impulsa el Ayuntamiento. "Había buenas prácticas, se han enriquecido y los auditores lo han certificado", agregó, para añadir que en sus contactos con los nómadas digitales asentados en Málaga le expresaron la necesidad de explorar reducciones o bonificaciones en tasas e impuestos para competir con otros destinos como Dubái. Se estima que en 2035 al menos 1.000 millones de persona en el mundo sean trabajadores remotos El alcalde malagueño, Francisco de la Torre, que fue perfilado por los directivos de Aenor como una especie de visionario, quiso darles la razón cuando explicó que comenzó a pensar en la Costa del Sol como un referente tecnológico cuando cursaba estudios universitarios en Francia. Entonces cayó en sus manos el libro El desafío americano, de Jean-Jacques Servan-Schreiber, fundador de L’Express, "una revista seria, de centro, centro-izquierda". En el país galo, donde siempre tuvieron un cierto complejo con EE.UU., observaban "los entornos tecnológicos de Boston y California y se preguntaba qué podían hacer" similar. El autor apuntó al sur, a la Costa Azul, como un escenario idóneo para desarrollar un ecosistema igual; "cuando yo leí eso, a pesar de que nuestra Universidad de Málaga (UMA), aún no existía, pensé que la Costa del Sol podía ser ese lugar para nosotros".

El CEO de Aenor afirmó que "hoy no podríamos estar aquí si alguien no hubiese tenido una visión". "Que supo que Málaga, además de una situación emblemática natural, servía para algo más que para ofrecer la playa. Que como en Texas, sabía que estaba encima del petróleo. Y ese fue Francisco de la Torre", añadió.

Lo importante fue "haberlo visto hace 20 años y estar hoy en día en posición de salida" si tenemos en cuenta que, "en 2035, se espera que al menos 1.000 millones de personas en el mundo trabajen en núcleos poblacionales alejados del lugar en el que se encuentran sus empresas".